Fue Hitler paciente de Freud? La novela Fusiles en el paragüero nos brinda un relato intrigante!

Fue Hitler paciente de Freud? La novela Fusiles en el paragüero nos brinda un relato intrigante!
Fue Hitler paciente de Freud? La novela Fusiles en el paragüero nos brinda un relato intrigante!

En el mes de diciembre del 2021 el escritor Mauricio Bergstein nos deleita con un relato intrigante en los momentos más trágicos del siglo XX: Fue Hitler paciente de Freud? Su novela, Fusiles en el paragüero, aborda una temática que te atrapará de principio a fin

 

 

Fue Hitler paciente de Freud? Al menos el padre del Psicoanálisis fue consultado sobre la conducta del padre del Nazismo? La novela “Fusiles en el paragüero”, del escritor Mauricio Bergstein, nos brinda un relato intrigante sobre los “84 agónicos días” que Freud vivió en Viena bajo el dominio nazi.

¿Por qué Anton Sauerwald –quien cumplía la función del comisario responsable de rastrear el patrimonio de los Freud cuando los nazis se hicieron de Viena– no delató la existencia de las cuentas bancarias que mantenía el psicoanalista en el extranjero? ¿Qué deseaba saber la Gestapo cuando detuvo e interrogó a la hija de Freud? ¿Por qué el padre del Psicoanálisis recibió a Sauerwald en su exilio en Inglaterra? 

Un apasionado investigador uruguayo,  Mauricio Bergstein, intenta demostrar que en 1898, cuando Adolf Hitler tenía 9 años, visitó el consultorio del Dr. Sigmund Freud, acompañado de su madre.

La supuesta consulta entre un niño aparentemente desequilibrado y un científico, y las repercusiones de ese encuentro, constituyen el eje sobre el que gira esta novela fascinante.

Mediante una excelente prosa y una atrapante trama, el protagonista desgrana, puntillosamente, los hechos históricos interpretándolos a la luz de una sesión clínica que habría quedado sepultada en el discurrir de la historia, convirtiéndose en uno de los secretos mejor guardados de uno los hombres más macabros de la humanidad.

El libro “Fusiles en el paragüero” narra las vicisitudes que desembocaron en la salida de Freud de Austria, cuando cuatro hermanas suyas quedaron atrás y morirían por el gas en los campos de  exterminio con los que los nazis inundaron Europa.

 

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.