Novela fantástica: entrevista a R. S. Klane, autor de La Espada de Elohim

Novela fantástica: entrevista a R. S. Klane, autor de La Espada de Elohim

Novela fantástica: entrevista a R. S. Klane, autor de La Espada de Elohim

 

Estamos a pocos días de poder adquirir la novela fantástica del autor R. S. Klane, La Espada de Elohim. Aprovechamos la amabilidad de Klane para preguntarle acerca de su obra, que promete acción e investigación mitológica.

 

 

La Espada de Elohim, Los Dos Reinos, del escritor R. S. Klane es una novela fantástica que, de acuerdo al adelanto al que pudimos acceder, nos va a atrapar hasta el final.

El autor nos concedió la entrevista con muy buena disposición y aprovechamos para charlar de varios temas.

 

Tu libro saldrá al mercado en pocos días, ¿qué sensaciones te invanden en estos momentos?

De mucha alegría. Es una novela que me ha llevado casi dos años de trabajo y ver coronado el tiempo en un papel impreso genera lindas sensaciones. Supongo que todo escritor debe vivir este instante como algo muy gratificante.

Has escrito ensayos y temas de ficción histórica, pero esta es tu primera novela fantástica. ¿Qué te llevó a volcarte por este género literario?

En primer lugar siempre me atrajo la novela fantástica, al menos desde que leí El Señor de los Anillos o recientemente Juego de Tronos. Es cierto que en América Latina es un género que no abunda, o al menos no se difunde. La mayoría de los escritores latinos optan por el drama. Pero en lo personal desde hace muchos años que tengo la idea de escribir una novela fantástica. ¡Lo curioso fue cómo comenzó! En realidad una noche soñé una historia y determinados personajes. Allí se concibió La Espada de Elohim.

¡La verdad que resulta curioso lo que dices! ¿Qué se puede ver en el relato de lo que fue ese sueño?

Muchísimas cosas. El nombre por ejemplo. La historia del Rivotrex o piedra sagrada. Soñé a Dharma, también. Me vino la imagen de su rostro sosteniendo una espada de plata. Me llamó la atención que no era una cara conocida para mí. Así que cuando sucedió eso dejé de escribir una novela de ficción histórica y me enfoqué en La Espada de Elohim.

¿La novela de ficción histórica tiene algún vínculo con la novela que terminaste escribiendo?

No, al menos ninguno evidente. El tiempo histórico que había elegido para la novela fueron los años previos a la Revolución Francesa, a fines de la Época Moderna. Los tiempos de las novelas fantásticas simbolizan más la Edad Media, aunque en mundos imaginarios, inspiradas además en relatos mitológicos. No hay puntos de contacto entre ellas, al menos conscientemente.

Cuando dices que la novela fantástica simboliza más la Edad Media, ¿consideras que ese aspecto incide en el interés de los lectores por ese género literario?

Sin dudas, fundamentalmente para Europa. Durante la Edad Media se fueron configurando las distintas nacionalidades y recordemos que no fue un camino sencillo. España se unificó a fines del siglo XV, Gran Bretaña en 1707, Italia y Alemania en la segunda mitad del siglo XIX. En Francia por ejemplo se remonta el origen del país a la unificación de los francos, liderados por Clodoveo, en los primeros años de la Edad Media. Aunque todos sabemos que hubo discontinuidades en el proceso. La identidad de las naciones modernas tiene sus raíces en la Edad Media y si la novela fantástica asume aspectos de ese período histórico, despierta un interés lógico en varios lectores. Pero también la novela fantástica explica relatos antiguos, que de alguna forma contemplan el residuo mágico que perdura en los hombres y mujeres del siglo XXI. La teconología no puede aplacar la necesidad de las personas de hallar un sentido a su vida más allá de un celular o un televisor. Y ese sentido, algunas veces, se continúa explicando en el mito.

Más arriba mencionaste a El Señor de los Anillos y a Juego de Tronos, ¿con cuál se identifica más La Espada de Elohim?

Con El Señor de los Anillos, sin dudas. Aunque también se puede conectar con las últimas temporadas de Juego de Tronos. En El Señor de los Anillos la lucha no es por el poder, es por la supervivencia de un estilo de vida, para evitar la aniquilación del hombre. La historia está bien definida, la clásica lucha entre bien y mal. En Juego de Tronos al principio la lucha es por el poder, y donde el relato muestra puntos de vista diversos acerca de cómo alcanzarlo. Por eso la trama es más compleja, porque todos son enemigos o aliados, las lealtades se rompen rápidamente. Es un relato más humano que espiritual. Pero la historia está cobrando un giro, ya que la aniquilación llega con el invierno y el mal aparece claramente identificado. En La Espada de Elohim la lucha es entre la destrucción o la vida del hombre.

¿Por qué considerás que el bien y el mal identifica tanto a las personas?

Son valores insertados en nuestra matriz mental, yo te diría espiritual. Es cierto que desde el punto de vista filosófico no es claro hablar del bien o del mal, o al menos se relativiza. Pero esa lucha existe en nuestras culturas desde el principio de los tiempos y en todos los pueblos originarios. A mi me cuesta creer que el genocidio judío o el genocidio armenio o la persecución y muerte de 300 mil gitanos durante la Segunda Guerra Mundial haya sido solamente un tema de poder. Ese tipo de destrucción nos hace creer en la existencia de un lado oscuro, en el miedo que halla su escape en la aniquilación. Nos hemos congraciados creyendo que la razón podría resolver los problemas del hombre, pero ya hemos demostrado que no es así. En las acciones de las personas hay algo más que razones.

¿Estás diciendo que el miedo puede ser identificado con la maldad?

No. Digo que cuando el miedo perdura nutre las acciones de aniquilación. Hitler recibió el apoyo masivo de la clase media alemana, que tenía un gran temor a perder sus privilegios tras la Crisis del 29 y la amenaza socialista. Ya vimos lo que hizo. Hoy por ejemplo Trump canalizó el miedo de un sector de la clase media norteamericana, que teme perder sus privilegios por falta de empleo. Algo similar ocurrió con el Brexit en Inglaterra. Fue la clase media inglesa la que decidió separarse de Europa. El problema es cuando el miedo perdura, ¿cómo se canaliza? ¿Se canaliza en tolerancia y comprensión o se canaliza en discriminación y destrucción? Allí aparecen los valores de bien y mal con claridad. En muchas ocasiones en la historia de la humanidad el miedo crónico se ha canalizado en la destrucción y ha sacado lo peor de nosotros.

Nos hemos alejado del libro…

Creo que la novela fantástica representa esa situación. Es una lucha entre el mal, reflejado en la discriminación y destrucción, y el bien, que simboliza la esperanza de evitar ser destruídos. La Espada de Elohim representa esa lucha, que se ve cabalmente entre los reinos de Ruag y Resh. Hay un enfrentamiento vital entre la luz y la oscuridad.

¿Cómo incidió el hecho de que seas Profesor de Historia en la novela?

Incidió muchísimo. Si bien uno construye un mundo imaginario, asimila historias milenarias para hacerlo. La narración se canaliza desde elementos históricos, donde mitos y leyendas de diversas culturas recobran vida en el relato. La Espada de Elohim recoge muchísimas tradiciones de la Edad Media y de la Antiguedad.

 

Realmente nos genera muchísima expectativa la lectura completa de de esta novela fantástica. La Espada de Elohim promete dejarnos sin aliento.

 

 

 

Gracias por recomendarnosShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *