Crónicas de sabores rojos: ¿hasta dónde es capaz de llegar el ser humano?

Crónicas de sabores rojos: ¿hasta dónde es capaz de llegar el ser humano?

Crónicas de sabores rojos: ¿hasta dónde es capaz de llegar el ser humano?

Las crónicas periodísticas son un género que ha tenido una gran explosión en un mundo cada vez más mediático. Pero en esta oportunidad las crónicas son complementos de relatos que transmiten visiones de vida profundas y llenas de vida.

Crónicas de sabores rojos de Leafar Sebuqué es un libro poco usual, con dos géneros literarios confluyendo: el cuento corto y la crónica periodística.

En un principio, cuando tomé contacto con él la primera vez, pensé que se trataba de un ejemplo de crónicas periodísticas, pero me equivoqué, es mucho más que eso. El autor toma determinados acontecimientos que por algún motivo sorprendieron en su momento al mundo o a ciertas regiones, y los dota de una mirada singular cargada de mensajes profundos y de cuestionamientos acerca de una realidad que muchas veces es enfermiza y enferma.

En el libro no explica por qué tomó acontecimientos de la década del 90, pero su criterio de selección es más que acertado y por momentos las crónicas elegidas conmueven o incluso divierten.

Es un libro además de lectura rápida y ágil. Es entretenido, lo cual lo hace más atractivo para leer.

“Las palabras no dicen nada. Se olvidan. A veces es peor, no tienen memoria. Son ratos que no existen, que no se asimilan ni se comprenden”, dice Sebuqué en uno de sus relatos.

Realmente este libro nos permite tener memoria de ciertas situaciones complejas que se han vivido en la década del 90. Y no me refiero a los grandes relatos de las humanidad, me refiero a momentos breves vividos por personas comunes.

“Los días a veces olvidan. Esta vez sí lo hicieron.

El sol y la luna siguen sin encontrarse. Lo intentan, lo quieren, lo desean… pero no, solamente pequeños destellos mágicos muy de vez en cuando. No es el momento. Apenas se tocan en ráfagas de instantes de hilos tiernos. Quizás más adelante lo logren… quizás.

Pero se despierta. La despiertan. Otra vez la luz, el sonido, el color. El relámpago la volvió a desmayar”. Su palabra muchas veces se llena de poesía, aunque no sé si es su intención. Pero hace que el relato valga más la pena.

Muy recomendable!

 

VER AHORA EN AMAZON

VER AHORA EN AMAZON

Gracias por recomendarnosShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *